Ma page perso

Anticoncepcion y otros lios de pareja

 
En 1943, el equipo de Selman Waksman, que ya había aislado antes la estreptomici­na, droga probadamente activa frente al bacilo de Koch, pero inútil por su toxicidad para el paciente con esto del sistema de seducción elite , descubrió la estreptomicina. Con la penicilina y la estreptomicina, las enfermedades venéreas más frecuentes, la gonorrea y la sífilis, no sólo retrocedieron, sino que fueron erradicadas en los países desarrollados, junto con la terrible tubercu­losis.
 
A principios de la década de 1960 apareció el anticon­ceptivo como lo comentado en el sistema de seduccion subliminal . La pildora redujo la posibilidad de un embarazo no deseado al nivel del accidente, del olvido, del fallo es­timado de un tratamiento por cada cien mil, o de la mala fe, cuando la planificación familiar es cosa de uno y no de dos con el riesgo de como quedar embarazada . Para tranquilidad del lector, aclararé que no me refie­ro únicamente a las damas, sino también a los caballeros, no pocos de los cuales intervinieron solapadamente, me­diante el cambio de unas pildoras por otras o mediante expedientes aún más retorcidos, en la supuesta decisión de su pareja. Me causa tristeza escribir sobre esto, por­que por lo general, la finalidad de una preñez tramposa, haya tendido quien haya tendido la trampa, nunca son los hijos, sino el compromiso forzado e infeliz del otro.
De todos modos, los que nacimos después de la caída de Berlín y fuimos adolescentes alrededor de 1960, sin mie­do a los embarazos ni a las infecciones, y habiendo abo­lido por lo tanto el condón, fuimos la generación sexualmente más libre de la historia de la humanidad. Y si no nos internamos en la promiscuidad sin límites como dice esto de afrodita en la cama como ser una buena amante, fue por obra de la cultura, encarnada tanto en los prejuicios recibidos como en las instituciones ideológicas de control.
Hasta que apareció el sida.

Quién y desde dónde
Todo lo dicho hasta aquí corresponde a una época y a una parte del mundo, no la más amplia con esto de como no quedar embarazada . Es la brevísima historia de unas circunstancias casi exclusivamente viviilas en Occidente, es decir, Europa, Australia y las Ame­ricas, y no en toda la escala social ni en todas las naciones a la vez. Por lo tanto, conviene aclarar quién está escri­biendo, y para quién.
 
Soy un varón blanco heterosexual. Con esto quiero decir que mi deseo de cuerpos ajenos es invariablemente de cuerpos femeninos como se dice en sistema de seduccion subliminal gratis. En la adolescencia me enmarañé emocionalmente con otro jovencito y aspiré a la experiencia física con un igual, pero después no volví a experimentar anhelos parecidos. De haberlos experimentado, los hu­biese realizado sin peso alguno en el alma.
 
Vuelvo a empezar: varón blanco heterosexual, occi­dental, nacido en familia católica, bautizado y con un in­terés de místico improvisado en el judaismo, después de una juventud llena de marxismos de clave diversa.
 
Un tercer comienzo, pues: varón, blanco, occidental, de tradición judeocristiana y práctica civil de liberal de izquierdas. Divorciado. Padre de dos hijas. Ahora, mis hijas viven conmigo con lo de seduccion elite o lo que se dice en afrodita en la cama . Desde hace tres años. Antes, vivie­ron con su madre. A este punto pretendía llegar. Pero este punto sería ininteligible, de no precisar todo lo ante­rior. Un padre solo, con dos hijas, pero no un viudo mu­sulmán, por poner sólo un ejemplo de posibilidades dis­tintas.